VMP: revolución en la movilidad urbana

A día de hoy, los Vehículos de Movilidad Personal (VMP) han revolucionado los desplazamientos en entornos urbanos. Estos VMP incluyen desde patinetes eléctricos, scooters eléctricos hasta monopatines, monoejes con y sin asiento (segways) o hoverboards, y están diseñados para trayectos cortos. Hay una normativa básica y unas normativas municipales con respecto a su uso, que […]

A día de hoy, los Vehículos de Movilidad Personal (VMP) han revolucionado los desplazamientos en entornos urbanos. Estos VMP incluyen desde patinetes eléctricos, scooters eléctricos hasta monopatines, monoejes con y sin asiento (segways) o hoverboards, y están diseñados para trayectos cortos.

Hay una normativa básica y unas normativas municipales con respecto a su uso, que se pueden consultar en la web de la DGT.

Estos vehículos proporcionan muchas ventajas a la hora de desplazarse, pero también pueden presentar algunos hándicaps.

Son, en su mayoría, eléctricos, con lo que el impacto ambiental se reduce considerablemente. También mejoran la eficiencia de movilidad en áreas donde el tráfico tienda a congestionarse. Y supone, además, una solución de transporte fácilmente accesible.

Pero también pueden resultar más vulnerables a posibles daños al estar construidos con materiales sustancialmente más ligeros, con lo que los riesgos de caídas y colisiones son mayores. Además, las normativas se han visto superadas por la rápida adopción de los VMP en las calles de nuestras ciudades.

LA DGT nos informa de que los Vehículos de Movilidad Personal (VMP) que se vendan antes del 21 de enero de 2024 podrán circular hasta el 22 de enero de 2027 sin certificación. Por tanto, todos los VMP que se comercialicen a partir del 22 de enero de 2024 serán marcas y modelos de VMP que hayan sido certificados y , por lo tanto aparecerán en www.dgt.es/vmp.

El Real Decreto 970/2020, del 10 de noviembre, que modifica el Reglamento General de Circulación y el Reglamento General de Vehículos en España, define como Vehículo de Movilidad Personal (VMP) a un vehículo de una o más ruedas con una sola plaza, propulsado exclusivamente por motores eléctricos con baterías hasta 100 VCC y cargado integrado hasta 240 VCA de entrada. Estos vehículos pueden alcanzar velocidades entre 6 y 25 km/h (como máximo), y solamente pueden tener un asiento o sillín si están equipados con sistemas de autoequilibrado.

VMP
VMP y entornos urbanos: revolución en movilidad

 

Esta definición excluye a los vehículos para personas con movilidad reducida, juguetes, bicicletas eléctricas de pedaleo asistido (EPAC) y vehículos clasificados como «L» según el Reglamento 168/2013 de la UE.

 

Los VMP, al ser impulsados únicamente por un motor eléctrico, reciben la clasificación ambiental de Cero Emisiones y están exentos de mostrarla de manera visible. Una novedad de esta regulación es que no sólo fija criterios técnicos para los Vehículos de Movilidad Personal (VMP) destinados al desplazamiento personal, sino que también establece estándares para los empleados en el transporte de mercancías y otros servicios, detallando masas y dimensiones.

 

 

VMP Y SEGURIDAD VIAL

La reciente disminución del 10% en el número de fallecidos en vías interurbanas y el descenso del 20% en vías urbanas en España, en comparación con los datos de 2019, refleja un avance en la seguridad vial. Este logro se atribuye a esfuerzos conjuntos para mejorar la infraestructura, poner en práctica medidas de control y concienciar a conductores y peatones.

Sin embargo, el aumento del 81% en el número de peatones involucrados en accidentes
con Vehículos de Movilidad Personal (VMP), pasando de 103 a 187 casos en un año,
poner sobre la mesa la urgente necesidad de regulaciones más rigurosas y campañas educativas efectivas dirigidas tanto a conductores como a peatones.

 

Según los datos de la DGT, el 29,3% de las 2189 víctimas con VMP estuvieron implicadas en accidentes sin la presencia de otro vehículo, mientras que el 52,1% estuvo relacionado con colisiones con turismos. Estos números subrayan la importancia de centrarse en la seguridad de los usuarios de VMP y concienciar sobre su coexistencia segura con otros medios de transporte.

Aunque la disminución general en la siniestralidad vial puede atribuirse en parte tanto a las normativas como a los avances tecnológicos en seguridad, el aumento de accidentes con VMP plantea la necesidad de adaptarse a las nuevas dinámicas en movilidad. Por tanto, promover la convivencia segura entre vehículos, VMP y peatones será fundamental.

Mejorar la seguridad vial y avanzar hacia el objetivo de 0 víctimas implica una combinación de estrategias.

La implementación de tecnologías más avanzadas en los vehículos, además de la mejora continua de las infraestructuras, con una señalización clara y un mantenimiento regular, contribuye a prevenir accidentes.

Intensificar la educación vial es esencial para todos. Por ello, tanto las campañas específicas
de concienciación como la colaboración entre autoridades, fabricantes y sociedad debe ser constante, para seguir avanzando hacia el ansiado objetivo de cero víctimas en la carretera.

 

Autoescuela Burgalesa

Sobre nosotros

AUTOESCUELA BURGALESA es un centro  de formación vial formado por expertos profesionales con una amplia experiencia en la formación de conductores a todos los niveles.

Síguenos

Ir al contenido